FONDO DE CONTINGENCIA DE LA FEDERACIÓN MÉDICA ECUATORIANA

Todos Unidos Todos Protegidos…

Desde la vigencia del Código Orgánico Integral Penal, en el cual se tipificaron varios delitos que tienen como sujetos activos a los profesionales de la salud se ha generado una tendencia creciente a judicializar penalmente toda diferencia, disputa o complicación médicas por los pacientes y/o sus familiares contra el personal sanitario. De igual forma, las demandas civiles en contra de profesionales de la salud por actos verificados en el ejercicio de su profesión se ha incrementado en los últimos años.

La judicialización de las controversias generadas en la práctica médica produce graves perjuicios para el sistema sanitario público y privado, y específicamente para los profesionales de la salud en lo personal tanto en lo material como en lo inmaterial, al tener que afrontar los gastos que demandan sus defensas legales de forma directa y su afectación psicológica.

En tal sentido, la FEDERACIÓN MÉDICA ECUATORIANA ha decidido implementar un Fondo de Defensa Legal para el Patrocinio Judicial de los Profesionales de la Salud que tiene como objetivo exclusivo cubrir las costas procesales que una causa judicial le pueda acarrear.

El aporte a este fondo no es un seguro ni una póliza de seguro de responsabilidad civil profesional ni de ninguna otra naturaleza ya que el Fondo en ningún caso brinda coberturas y/o garantiza el pago de indemnizaciones o reparaciones integrales a pacientes o sus parientes por presuntos actos de negligencia médica realizados por el Profesional en el ejercicio de su profesión, sino exclusivamente el pago de las costas procesales derivadas de una causa judicial contra el Profesional.

La Federación se obliga a cubrir gastos de defensa legal provenientes de una reclamación legal, sea esta, demanda o denuncia judicial o administrativa en el Ministerio de Salud Pública presentada en contra del Profesional derivada de un presunto acto médico negligente en la prestación de sus servicios médicos profesionales durante la vigencia del Contrato.

Será obligación exclusiva de la Federación asumir la defensa de la reclamación presentada en contra del Profesional hasta la última instancia de la justicia ordinaria. Los gastos de  defensa incluye la contratación de los abogados, peritos, movilización, gastos de notaria, copias y demás elementos que sirvan para la buena defensa de la reclamación.

La Federación tendrá la obligación de intervenir en la defensa y, de ser legalmente procedente, en la transacción o conciliación de la reclamación, en caso de favorecer los intereses del Profesional.

El aporte que el profesional de salud debe hacer al fondo para afiliarse al mismo es de ciento cincuenta dólares ($150,00)  por año, que pueden ser cancelados por varios medios de cobro.

El creciente número de demandas contra profesionales de la salud nos lleva a la conclusión que es el momento de fomentar esta ahorro colectivo que nos permita estar preparados. Si todos estamos unidos todos estamos protegidos.

En próximos días nuestros asesores estarán visitando los hospitales y unidades de salud del país para invitarlos a formar parte de este nuevo proyecto de la FME.